17 noviembre, 2013

Independencia

Este contenido forma parte de Mi libro para iPad

Término referido a la capacidad del ejecutante de tocar de forma polirítmica, es decir, empleando las cuatro extremidades, coordinándolas de forma compleja con comodidad.

Es importante poseer una buena coordinación motriz para ejecutar cualquier ejercicio complejo en un instrumento como la batería. En ella juega un papel fundamental el sistema nervioso.

Hay diversos factores que influyen en la coordinación. Algunos de ellos son: Velocidad de ejecución, grado de estudio, altura del centro de gravedad, duración del ejercicio, cualidades psíquicas del individuo, condición física, genética, grado de fatiga, la edad, la tensión nerviosa.

Se muestran a continuación definiciones, conceptos y aspectos relacionados con la coordinación motriz.

Psicomotricidad:
Disciplina que se basa en la interacción que se establece entre el conocimiento, emoción y movimiento y que resulta de suma importancia en el desarrollo de la persona.

Sistema nervioso:
Red de tejidos altamente especializada que emplea las neuronas para conducir mediante señales electroquímicas estímulos a la mayoría de tejidos, coordinando múltiples funciones del organismo.

Cuerpo calloso:
Estructura que se encuentra en el interior del cerebro y que coordina los dos hemisferios del mismo.

Agenesia del cuerpo calloso:
Falta de formación del cuerpo calloso, que ocasiona la falta parcial o total de este importante haz de fibras. Sin ellas se presentan dificultades para coordinar hemisferio izquierdo y derecho, además de problemas generales de desarrollo.

Motricidad gruesa:
Referida a los movimientos generales del cuerpo y músculos grandes.

Motricidad fina:
Referida a movimientos más precisos, que implican pequeños grupos de músculos.